PARQUE FLUVIAL – HUERTOS – SOTO – EL CAMPILLO – PIOJAR – VÍA PERIMETRAL

Ruta de contrastes por Zuera y sus alrededores: Parque Fluvial, huerta, sotos y zonas más áridas por las lomas que rodean el casco urbano de Zuera.

Enlace ruta Wikiloc

DATOS: 14,45Km/ +140m desnivel

INICIO
Iniciamos la ruta en la Plaza Manuel Giménez Abad, en el panel informativo del GR-234 “Camino de la Jorgeada”, junto al Pabellón Multiusos.

RECORRIDO
Iniciamos la ruta hacia las escaleras que bajan al parque para girar inmediatamente a nuestra derecha hacia el puente de hormigón que cruza sobre un brazo del río y se dirige a una pequeña isla poblada de vegetación. No llegamos a cruzar el puente, ya que bajamos hacia nuestra izquierda a la orilla del brazo del río. Al llegar a la altura de la Plaza de Toros tomamos el sendero a nuestra derecha.

A orillas de un brazo del río Gállego

Seguimos por el Parque Fluvial, paralelos al río hasta que llegamos a la conexión con el GR-234. Seguimos el mismo, en dirección Almudévar, hasta llegar a la carretera N-330, que cruzaremos para seguir por el camino que se adentra en la zona de huertos de Las Vacías. Giramos a nuestra derecha y cruzamos por un hueco a través de un cañar y seguimos por la zona de huertos hasta llegar al puente de la autovía A-23, que cruzamos por debajo.

Zona de huertos

Tras cruzar el puente tomamos un sendero a nuestra derecha que cruza un soto y desemboca en la parte trasera de una campa de maquinaria agrícola. Salimos a la Cooperativa San Licer y la bordeamos por la calle Francia, hasta llegar a la vía de servicio del Polígono del Campillo.

Zona trasera Cooperativa San Licer

A la altura de Talleres La Aceña, giramos a la derecha por la Calle Bélgica, para seguidamente tomar a nuestra izquierda la Calle Reino Unido y volver a nuestra derecha por la Calle Holanda.

Callejeando por el polígono del Campillo

Dejamos Pinturas Irugar a nuestra izquierda y tras cruzar la Acequia Candevanía, tomamos el camino a nuestra izquierda para descender hasta la zona del Piojar, a orillas del Río Gállego. Por esta zona, podemos observar salitre en algunos tramos del camino, ya que en la otra margen del río se encuentra la Salada, en la zona de los Alcabones.

Subiendo desde el Piojar

Llegamos a la zona más septentrional de la ruta, donde tras cruzar entre una pequeña subestación eléctrica y una granja, llegamos a la Carretera A-124. Retrocedemos unos metros por el arcén en dirección Zuera y a la altura de la Veneciana, cruzamos al otro lado.

Cruzamos la carretera a la altura de la Veneciana

Tomamos el camino que entra hacia la Val Ferrera e inmediatamente giramos a la izquierda, bordeando la Veneciana, por el camino que nos llevará por la zona de lomas que hay sobre el Polígono del Campillo.

A la altura de la zona de repoblación de pinos, giramos a nuestra derecha para descender en dirección a Zuera. Dejamos un campo de almendros a nuestra izquierda y seguimos hasta conectar con el camino que viene de Puisabina.

Campo de almendros a nuestra izquierda

Giramos a nuestra izquierda y pasamos bajo el puente de la autovía. A los pocos metros tomamos una pequeña trialera a nuestra derecha que conecta, a la altura de la pista V, con el camino que recorre la zona de lomas al oeste del casco urbano, a través de la vía perimetral.

Puente subterráneo bajo la autovía

Cruzamos al lado de la subestación eléctrica y del puente de la autovía del final de la calle Francisco de Goya y seguimos por la vía perimetral para descender por la conocida como “triple cuesta” hasta el camino de Val de la Horca.

Dejamos el puente de la autovía a nuestra derecha

Bajamos las escaleras de la calle Huesca para seguir por el cementerio en dirección al Camino de San Juan. Por el mismo, bajamos hasta la pasarela de madera, que cruzamos a nuestra izquierda, para seguir por el Parque Fluvial.

Escaleras de la Calle Huesca

Antes de llegar al fin de ruta, tenemos a nuestra derecha un mirador con vistas al soto del río, donde hay una construcción bastante singular. Unos metros más adelante tenemos un observatorio de aves de ribera. Desde aquí solo nos quedan unos pocos metros hasta el fin de la ruta en la Plaza Manuel Giménez Abad.